viernes, 25 de septiembre de 2009

ALGUNAS FOTOS






 

PALABRAS PARA SANTI (Parte 2)

No sé, sólo quería decir que me duele, me duele muchísimo, que cuando tantísimo trabajo empieza a dar frutos, él no esté para verlo. Que no vea que el empujón que le dio a sus niñas con el "Ellas son únicas" ha seguido y seguirá dando de sí, que no vea su trabajo publicado por una editorial, que no pueda recibir los agradecimientos de toda la gente que sabe que le debe el haber llegado a donde han llegado.
Una parte de mí sabe que debería alegrarse por cada pequeño triunfo suyo, porque al fin y al cabo, siguen siendo sus triunfos... pero lo cierto es que me entristece sobremanera. Mado Peña

Hace 12 años, mi madre y yo volvíamos a Galicia del entierro de mi padre, yo entonces tenía 15 años. Entre la tristeza y la apatía, esa persona increíble que dijo llamarse Santi, nos acompañó toda la noche en el mismo vagón con sus cálidas palabras, con su energía, vitalidad…
Hablaba de tantas cosas distintas, sabía de tantos temas… Que hasta acabamos apodándole el “múltiple”. Recuerdo su sonrisa y sus palabras cuando nos despedimos: “Sé que algún día, pronto nos volveremos a ver.” Bueno, en esta vida ya no podrá ser, pero en el mundo de las energías, en las que él decía creer, seguro que tendremos oportunidad de volver a coincidir… Quién sabe!! Mientras, guardaré el libro de cómics que me regaló con muchísimo cariño.
Allí dónde estés, seguramente seguirás brillando como lo hacías aquí.
HASTA PRONTO.
Anna García Jiménez


Os contaré un par de anécdotas de nuestro querido Santi.
La primera fue apenas conocernos. Se me acercó sonriendo, con esa sonrisa suya que alumbraba como una luz propia, y me dijo no quién era él, sino quién era yo. ¿Abulí, no? Abulí, sí, le dije. ¿Y tú? Yo, Santi. Y al poco rato de estar hablando, cuando ya sabía yo que ambos éramos colegas, o sea guionistas de cómics, va y me dice: Yo quiero ser Abulí. ¡Hombre, le dije, pero si Abulí soy yo! Ya, me contestó, pero cuando tú no estés, yo seré el nuevo Abulí. Y dale, pero si Abulí soy yo, tú tienes que ser Santi. Y él que no, que él era el nuevo Abulí, y acabamos riendo como dos tontos.

La segunda anécdota tiene que ver con mi madre. Santi estuvo haciéndole compañía durante unos meses, porque mi madre estaba en una residencia de ancianos y necesitaba a alguien que fuera a verla y sacarla a pasear. Nosotros, los hijos, ya lo hacíamos, pero llegó un momento en que tuvimos que recurrir a más gente, y entonces Santi y su madre nos vinieron de perlas. Total, que Santi pasaba dos horas con mi madre. Y aprovechaba ese tiempo para comer un bocadillo. Esto, el bocadillo, acabó por llamar la atención de mi madre, que no le quitaba los ojos de encima. El final es fácil de adivinar. Santi acabó dividiendo el bocadillo en dos partes: él engullía una mitad y la otra se la zampaba mi madre. Ese compartir era algo innato en Santi, lo hacía de corazón, algo natural, lo sentías enseguida. En fin, para mí es un recuerdo emocionante.
Enrique Sánchez Abulí

Hola, soy Jordi del Rio y me acabo de enterar hoy mismo de esta triste noticia (es lo que pasa cuando ya no estás trabajando en el mundillo del cómic) y aún no me he hecho a la idea. Hace muchos años que conocía a Santi y siempre habíamos querido colaborar, pero por una cosa u otra nunca coincidimos, hasta hace poco al colaborar en Leonore. Ya teníamos apalabrada alguna historia más, pero por desgracia, eso es en lo que se queda el proyecto. Mi más sinceras condolencias a su familia y su mujer. No puedo decir nada más, porque las palabras no me salen y no sé qué más decir. Esto ha sido un golpe muy duro. Santi, te agradezco todo lo poco que pude hacer contigo. Hasta siempre. Jordi del Rio

¿AMOR Y COHETES?
Fue la segunda o tercera vez que me aventuraba a asistir a las mini convenciones comiqueras que se montan cada miércoles en la ciudad, cuando entre los asistentes había una persona en la era difícil no fijarse. En primer lugar porque incluso sentado se podía ver lo alto que era. En segundo porque era completamente calvo y su piel tenia un tono extraño. Y en tercero porque era como una bobina tesla: iba soltando chispazos a su alrededor.
Su aspecto jamas lo juzgué. Solo más adelante descubrí su demonio.
Le veía hablar y moverse, como una locomotora a punto de arrollarnos a todos y reconozco que en la mayoría de ocasiones hablaba tan rápido que me perdía. Me ofrecía tantas referencias cinematográficas que no sabía por donde empezar. Una de las pocas veces en las que venía, durante la época de finalización del Lovexpress recuerdo que me recomendó Love and Rockets.
"Love and Rockets" me dijo, "tienes que leer Love and Rockets. Todo lo que para mi engloba un buen guión lo tienes en Love and Rockets."
Ahí se quedó.
Y después vio la luz Lovexpress, y luego el Zona Joso, y luego Ellas fueron únicas y Leonore nunca se equivocaba. Y reconozco que nunca acabé de entender el sentido de todo aquello. Yo, que me pierdo en las teorías manidas y cuadriculadas del arte que "funciona" no veía la razón ni el propósito de semejante derroche de energía.
Hace un par de días volví a sacar del estante el Lovexpress. Volvía a leer algunas de sus historias. Me imbuyeron en un mundo, en una cabeza que rugía y de repente lo entendí todo.Coge el lápiz y se feliz, le había aconsejado a alguien. Déjate de chorradas y haz lo que quieres hacer. Todo lo demás es vano. Lo que piensen los demás no importa. Cuenta lo que quieres contar, grítale al viento. ¡Vive!
Cuanta razón tiene. ¿Tenía? No. Lo que dejó sigue ahí y sigue teniendo razón.
Yo por mi parte, voy a ver si consigo algún Love and Rockets.
Rakel Archer


Acabo de leer en el blog de Pepe Larraz que Santiago Navarro ha fallecido.
Bueno, creo que es obligado hacer mención a un tipo que hizo ilusionarse a muchos dibujantes noveles, e hizo que otros llegaran a conseguir sus objetivos. Todo altruistamente. Impagable.
Sólo pude compartir un solitario café con él, cierto día en que nos pasamos toda una tarde hablando de cual era la fórmula de dibujar adecuada. Algunas pocas conversaciones por messenger, en las que me enseñaba con ilusión sus últimas adquisiciones para el "Ellas son únicas" y poco más. Una ilusión que no consiguió ser mermada por su dolencia, la cual se lleva siempre a la gente que uno quiere, lo sé bien. Ojalá alguna vez, algún día, algún afortunado consiga dar con la fórmula adecuada para eliminar de raíz la soberbia de esta enfermedad.
Y bueno, tampoco puedo explicar mucho más de Santi. Pero es suficiente para saber que este tipo, alto como él solo y guionista desde el corazón, sentía esta profesión, como sólo el dibujante más entregado puede sentirla.
Admirable. Un abracete, Santiago. Juan Antonio Ramírez







Menudo nudo en el estómago me ha dejado este blog y este montonazo de textos sobre Santi. Yo le conocí en Avilés allá por el 98 y me cayó muy bien, un tipo muy majo, con las ideas muy claras y excelente persona, por lo poco que le traté. Cuando le comenté su fallecimiento a mi esposa tampoco terminaba de creérselo, todavía recordaba cosas de aquella primera conversación con él:"Tenéis que ir al salón de Barcelona, pero no es como éste, ni siquiera como el de Coruña, es distinto, más para vender y menos relación con los autores, pero merece la pena". Después de aquello, algunos mails y poco más, pero lamento su pérdida, de veras. Tampoco sabía que tenías una relación tan estrecha con él, Raule, pero este blog de homenaje me ha parecido una gran idea, se lo merece. Igual que si alguien decide homenajearle por medio impreso, sería una cosa grande. Imagino que ya alguien lo habrá pensado, incluso puede que haya algo en marcha, si no es así, desde aquí lo propongo. Saludos. José M. Marín

En fin, que no sabría qué poner en el blog de Santi. Le conocí hace ya tiempo, creo que en el año 97 en barcelona, y luego estuve en un Salón de Granada (uno al que acudió Liberatore, creo) al que él asistió. Siendo yo un novato, él me ofreció participar en un homenaje a Tess Tinieblas, donde hice uno de los peores dibujos que recuerdo, y aun así, él me siguió dando ánimos. Le perdí la pista unos 5 años, a él y al mundo del cómic, ya que estuve metido en animación. Pero al volver, en cuanto recuperé el contacto con alguna gente, Santi no dudó un segundo en darme los mejores consejos que pudo, en decirme como eran de verdad unos y otros, lo que debía hacer, y lo que no. Me hizo sentir como un amigo, y me ofreció ayuda desinteresada. Y qué demonios, se merecía más reconocimiento. Pero me ha encantado leer todo lo que han puesto los que le conocían, me ha hecho sentir orgulloso de ser uno de vosotros, de los que conocíais a Santi. Un abrazo. Guillermo Pérez

sábado, 12 de septiembre de 2009

PALABRAS PARA SANTI (Parte 1)

Conocí a Santi Navarro a finales de los noventa, creo que sería por el 96-97 o así, cuando andaba metido en el fanzine Kaleidoscope, poniendo su granito para agitar el panorama entre los dibujantes que por entonces empezábamos. Yo me había comprado varios de sus fanzines por aquel entonces, de modo que cuando vi su stand en el Saló de Barcelona me acerqué a conocerle. Cuando vio mi carpeta de muestras, me animó a seguir e incluso me pidió colaboraciones (participé en un especial que sacó sobre Kirby), y su espaldarazo me sirvió de mucho. Desde entonces le fui viendo en los salones de cómic a través de los años. Le tenía cariño y creo que él lo sabía. Me parecía un tipo muy inteligente, con un fino gusto para los dibujantes de cómic y en general mucha pasión por el medio. Tenía mentalidad de dibujante, quiero decir que sabía entender muchas cosas en las que no todo el mundo se fija. A veces te dejaba perplejo por su perspicacia. Hacía tiempo que no le veía, pero cuando me enteré de su fallecimiento (por tu e-mail) me quedé de piedra. Mis condolencias para sus familiares, para ti y para los demás amigos. Lo siento mucho, muchísimo.
Abrazos.

Pepo Pérez

Muchas veces me dijo "Te quiero mucho, Raule". Muchas veces me regaló un beso espontáneo. Yo, algo avergonzado (por desgracia no me educaron para decirle algo así a otro hombre) siempre le respondía, afortunado y orgulloso de su amistad.
Pero, ¿cuántas veces salió de mí un "te quiero, Santi" o un beso espontáneo?

Raule

No conocí a Santi en persona. Tampoco conocía demasiado su obra (difícil hacerse con ella en Galicia). Pero siempre me dio la impresión de que era un tío que amaba lo que hacía (no me preguntéis por qué, porque no lo sé), ver a tantos y tantos dibujantes apoyándole, colaborando con él, sacando adelante sus obras... Me parecía un luchador y un currante, y eso, en este oficio de escritor de cómics, es imprescindible. Me dolió saber que había fallecido. Por ser una persona a la que sentía "cercana", dado que compartíamos el mismo oficio, por ser una persona de mi misma edad (36 añitos de nada), y porque ya no podré conocerle en persona. No dejes de inventar historias, Santi, allí donde estés.
David Braña

Apenas conocí a Santi, pero su vitalidad impresionaba a cualquiera. En ese aspecto, ojalá me pareciera un poco a él. Un gran tipo se fue y nos dejó más pobres. Algo habitual, por otra parte. ¿Pero hemos aprendido algo? Ojalá tuviera... para seguir su ejemplo. Será cabrón. Le aprecio... y apenas lo conocí. Menudo cabrón. Algún día le conoceré mejor.
Juan Carlos Soler Santamaría


Como muchos otros devotos de los tebeos y el dibujo, yo le debo bastante al gran amigo Santiago. Gracias a sus publicaciones como los kaleidoscope o Nobanda pude aprender muchas cosas y ver detalles técnicos más allá de lo que los cómics normales ofrecían. Siempre tenía un Kaleidoscope encima de la mesa de dibujos para mirar hacer las cosas (y todavía los tengo). Cuando iba con mi padre a la tienda de cómics era de las primeras cosas por las que preguntábamos. Por eso fue una gran alegría para mí cuando pude conocerlo en persona en mi primer viaje al Salón del Cómic de Barcelona cuando yo acababa de cumplir 18. Como cualquier zagalón, iba con un montón de fotocopias de mis dibujos de nivel fanzinero-principiante y le dejé un paquete de éstos, no recuerdo muy bien lo que hablamos porque había mucho ajetreo en su stand, pero un par de semanas después llegó un gran sobre de Barcelona a mi casa, con un montón de fotocopias y recortes de revistas con dibujos de mis dibujantes favoritos y una nota que decía: “sigue dibujando y nunca lo dejes. (firmado) Santi Navarro”. Pasaron bastantes años hasta que volví a verlo, pero este sobre con fotocopias siempre estuvo presente para mí y me sirvió de apoyo a la hora de continuar con lo de los cómics. Pero lo que más me sorprende de esto, es que cuando con el tiempo he ido conociendo a otros dibujantes que conocían a Santiago ellos también habían recibido su propio sobre lleno de recortes y fotocopias, y, como yo, todavía lo guardaban en algún cajón de su mesa de dibujo.
No se me ocurre ninguna palabra que pueda servir de consuelo en estos momentos a Inma y a todos los amigos que habéis estado junto a él. Pero sí me gustaría que supierais que Santi siempre estará presente para todos aquellos que le hemos conocido. Su gran altura solo era superada por el tamaño de su corazón.
Salva Espín

Lamentamos muchisímo la pérdida de Santi Navarro. Desde el Salón del Cómic de Barcelona queremos trasmitir nuestras más sinceras condolencias a sus familiares y amigos. Un abrazo muy fuerte.
Carles Santamaria

Yo acabo de aterrizar, y muy a mi pesar no he podido escribir nada a Inma, ni poder despedir con todos a Santi...
He estado por pueblecitos de Cantabria y todo me ha venido un poco a destiempo.
Cómo supuse, el día que leí el mensaje, no estabas para hablar con tanta gente que te llamó, hablé con Veroh y le dije, que con ella llevara mis condolencias a todos los más allegados, entre ellos tú.
En fin, lo de Santi a mi parecer es una injusticia tremenda, por eso aunque sea tarde y en pocas palabras quiero que por lo menos Inma y tú sepáis que lo siento mucho y que tenéis mi apoyo.
Quizás no le di a Santi suficientes GRACIAS! aunque sí fueron muchas, por la oportunidad que me dio, así que él para mí estará siempre.
Mis primeras páginas de cómic han sido con él.
Así, que de nuevo GRACIAS SANTI, muchas muchas gracias!
Y un abrazo a Inma, Lucy y a usted señor Raule.
Perditah

Una de esas personas que impresionan. No conozco a muchas. Santi Navarro eras una de ellas, y no solo por su estatura. Supongo que luchar contra la muerte desde tan joven te hace ver las cosas con otra perspectiva. Escritor, guionista y editor, puso una increíble ilusión en todos los proyectos que emprendió.Santi siempre intentaba animarme a que hiciera las cosas que me llenaban de verdad. Aún recuerdo una de sus frases la última vez que nos vimos: David, te has vendido! Coge el lápiz y se feliz.
Bastardo, que razón tenías siempre!
La enfermedad ha podido contigo, recordare siempre tus palabras. Joder, nunca te lo dije…. gracias Santi! Te echaremos mucho de menos.
David Casas

Joder. Estoy en blanco. Solo intercambiamos unos mails cuando el Nobanda. Sabía que estaba jodido, pero no imaginaba, o no quería imaginar, este final. Lo siento mucho.Me estoy pensando asistir al velatorio, aún no habiéndole visto nunca. Quizá sea raro. No sé si es apropiado, pero no sé... Imagino que irás.

Gracias y muchos ánimos.
Marc Rueda

Sé cómo te debes estar sintiendo ahora, Raule y lo injusto que es todo esto, despedir a un amigo que tiene tanto que ofrecer y tantas ganas de seguir para adelante...
Sé que este mail no va a consolar eso pero quiero que sepas que te mando todo mi cariño a todos los que le conocéis bien y sobre todo a su mujer, dale un besazo y una abrazo muy fuerte de mi parte, aunque no sabrá quién soy claro.
Me he quedado helada, igual que hace un mes. Y como duele saber que no hay retorno, pero la suerte de haber podido compartir parte del camino con él es un regalo al que hay que aferrarse en momentos de mierda.
Un besazo muy fuerte, Raule!!!
Estamos aquí para lo que haga falta!
Roser Moliner

Me acabo de enterar por ArtBox y he entrado al correo a enviarte un e-mail. Envié un último e-mail a Santi hace unas semanas, referente al proyecto Humo y esperaba su respuesta en Septiembre. Lo siento de verdad. Sé lo que es que alguien muy cercano se muera. Da mucha rabia. Un abrazo.
Zeco

Siempre reacciono igual ante este tipo de noticias, sin saber muy bien qué decir porque el nudo en el estómago se come mis palabras.No lo conocía mucho, pero tú sí, así que, aún en la distancia, lo siento, por el breve momento con él y el Santi que siempre me/nos has presentado tú. Ahí estamos, con vosotros, Adri y yo, con nuestro apoyo y cariño. Cuidaos, un beso enorme y un abrazo.
Anna Raven

Ostia....
Muchas gracias por el aviso. La información (incluso la triste como ésta) ha de circular entre los que le conocíamos.
Joder…
La verdad Raule es que cuando me enteré de la noticia fui a un cajón que tengo, con fotos de la época de los fanzines de fotocopias, cuando Santi hacia el Kaleidoscope e incluso antes de cuando ayudaba en el Studio y también de las primeras ediciones de las Jornadas de Avilés (que vino) así como de mi primer Salón de Barcelona (donde tras tanta carta -no había email- por fin nos conocimos) y las estuve mirando y recordando.
Un abrazo muy fuerte a toda la gente que estaba más cercana a él porque, indudablemente, sois los que más sentís la pérdida, pero como decía Inma también sois los que más le habéis disfrutado.
Un saludo y un beso desde la verde Asturias.
Jorge Iván Argiz

Joder, ya sabes que para estas situaciones toda palabra tiende a sonar hueca, no conocía a Santi, aunque tú me lo has acercado hablándome de él, debes estar bien jodido pues entiendo que era alguien importante en tu vida, así que todos los ánimos para ti, afortunadamente tienes a Lucy a tu lado para afrontar este varapalo.
Tampoco conozco a Inma, pero también has sabido acercármela y no puedo evitar en estos momentos tenerla más presente a ella que a Santi.
Santi, siendo la mayor víctima de lo ocurrido, al fin y al cabo descansa, a pesar de toda la mierda que es morir con 36 años, descansa, a pesar de todo lo que tenía que dar como persona y que Inma, su familia, sus amigos y el puto mundo se han perdido, descansa.
Sin embargo asusta el agujero en el que puede estar metida Inma en este momento de su vida, supongo que es uno de los momentos que más puede aterrorizar a cualquier hijo de vecino, más si tu pareja tan sólo tenía 36 años.
No conozco a Inma, no tengo ni idea de que fortaleza interior puede tener para afrontar esto, qué soporte le pueden brindar su familia o sus amigos, pero aún no conociéndola estoy con ella. Sé que no puedo aportar mucho, pero si a ti, como amigo de Santi e Inma, se te ocurre alguna manera en la que pueda ayudar, aunque sea de manera ínfima, te agradecería que me lo dijeses.
Un abrazo
Paco Rodríguez

Joder, yo ni siquiera sabía que estuviese enfermo. Le conocí hace un año en la presentación del segundo “Autobiografia no autorizada” de Nacho Casanovas. Nos presentó Lorenzo Pascual. No sé qué decir, la verdad, me he quedado de piedra.Un saludo.

Felipe Hernández Navarro

Conocí a Santi en el año 1994, cuando estuve viviendo en Barcelona, compartiendo un piso en el Passeig de Sant Joan con Javier Pulido.
Era habitual que algunos domingos quedáramos con él, y también con Sergio Sandoval, Joan Baranguer y más gente, para acercarnos al Mercado de San Antonio a comprar tebeos.
Tras la compra nos tomábamos una coca-cola en un bar cercano y cada uno enseñaba al resto de los presentes el botín que se llevaba a su biblioteca.
A Santi le gustaba el cómic americano, y a mí el europeo. Pero me dejaba aconsejar con él y, gracias a eso, pude descubrir gran cantidad de obras que seguramente, de no ser por sus consejos, me habría perdido.
Y es que la difusión de la historieta parece haber sido una de las misiones en la vida del bueno de Santi. Fue colaborador de varias publicaciones y, en los últimos años, sacaba adelante esa pequeña obra maestra de las publicaciones independientes que era "Nobanda". Todo un lujazo para los coleccionistas.
También escribió y publicó algunos guiones de cómic.
Hoy, miércoles 26 de agosto, entre las 17:30 y las 18:00 Santiago Navarro ha fallecido. Tenía 36 años.
Ha acabado sucumbiendo a una enfermedad contra la que llevaba años luchando y a la que, en más de una ocasión, había ganado la partida.
Siempre te recordaré, amigo Santi. A ti y a tu serena sonrisa.
Un fuerte abrazo, allí donde estés.
Sergio Bleda (texto aparecido en su blog)

Raúl, estaba con Damián cuando me ha dado la noticia sobre Santi...
Por mucho que pudiera temer este desenlace, no puedo creermelo. No me parece justo ni tiene sentido algo así...
Sólo escribía para darte las gracias por tu último mail de info, me sienta mal no haber podido acudir a verlo antes del desenlace...
También quiero darte muchos ánimos y decirte que lo siento, sé que muchos de vosotros estabais muy cerca de él... y todos esos detalles como tu iniciativa de regalarle el ordenador, etc, siempre me parecieron de chapeau.
Por desgracia no he podido conocerlo tanto como vosotros, aunque por su personalidad era una de esas personas con esa chispa de la vida todavía dentro (conozco muchas que están más muertas en vida que Santi ahora y él no era así... qué injusto, joder). Derrochaba pasión el tío hablando de lo que le molaba, y sobre todo en temas cinéfilos me ayudó a establecer un feeling "freak" con él en seguida, un tipo auténtico y único.
Por último, como ya le he dicho también a Sagar por sms, si os enteráis que hacen algún servicio o algo avisadnos, please. A ver si podemos ir...
No conocemos a su mujer (yo sólo del día del ordenador y apenas intercambié un hola) así que sois nuestro punto de info.
Gracias again, un abrazo
Txus del Rey

Mierda!! Acabo de recibir tu mensaje... Qué puta vida ésta. Estoy en Madrid y no vuelvo hasta la semana que viene, así que aunque me joda no podré estar ahí para el funeral, da un beso a todos de mi parte por favor. Si no fuera por mi niña me pillaba el tren ahora mismo, pero no puedo dejar a Susana sola con la niña para la vuelta en coche. Lo siento.
No sé qué decir, un abrazo fuerte y dale un beso a Inma de mi parte si te acuerdas
Josep Homs

Recibí tu mensaje relativo a Santi sin embargo estoy en Canada y no he podido manifestarme de otra manera antes.
Voy a evitar las frases todas hechas, pero joder me molesta realmente no haber tenido la oportunidad a encontrar Santi directo.
Por lo poco q habíamos hablando por correos, me caía muy bien, sentía toda su pasión del comics y de la promoción de los autores de su país... creo q estábamos muy similares en nuestra pasión sino q él se iba a realizar más cosas q yo, quiero decir q osaba cosas q yo todavía no me permito.
En fin, me apetecería marcar mi solidaridad a su compañera, así si preparáis algo en cual puedo participar, avísame por favor, y participaré.
Un abrazo,
Bernard Moreau

Hola Raúl,
Lo siento mucho por Santi Navarro... Había oído mucho hablar de él por Man. Sabía que estaba enfermo.
Sí, como dices: puta mierda de vida... ánimo... hay que pensar en los que están...
Un abrazo fuerte,
Ryun Reuchamps

Hola Raúl,
Ryun nos dijo por Santi Navarro.
Queríamos enviarte un mail de parte todo el equipo para decirte que pensamos en ti en este momento.
Sabemos que era alguien muy importante para ti.
Un saludo,
Christel Hoolans e Yves Schirlf

Joder, Raule, siempre se van los mejores... lo sé porque a ti te caía muy bien, ya me hablaste del tema. Como bien dices, su cuerpo ya no le dio más tiempo.
Que descanse en paz, hermano.
Eloy Anisa

Hola, Raúl.
Me entero ahora. Te escribo desde el trabajo porque no tengo internet. La verdad es que me has dejado helado, compadre.
No conocí a Santi demasiado, pero las veces que estuve con él lo pasé genial. Supongo que me contagiaba su entusiasmo por el arte y por la vida. Era uno de esos tíos a los que coges cariño con facilidad. Inteligente, con un sentido del humor tirando a extraño (siempre me atraen las personas con un sentido del humor extraño, no sé porqué, supongo que me identifico con ellos), y totalmente imprevisible. Sus comentarios siempre generaban debate.
Se le va a echar mucho en falta. Me gustaría que se lo transmitieras a Inma, porque por cosas de trabajo no podré acudir.
Un abrazo.
Sergi Álvarez

Lo siento muchísimo por todos los que están sufriendo por este amigo que se ha ido. Siento no estar en España para ir al entierro.
Un abrazo fuerte a todos y sobre todo a la valiente Inma.
Me paro aquí porque no hay mucho que decir frente a estas cosas.
Hasta pronto.
Alessandro Barbucci

Como te contaba el otro día, “viejo pirata y encima tuerto", ayer para no perder la costumbre estaba en la playa de Sant Feliu, esperando verte aparecer por el horizonte, de pie en la proa de tu galeón con todo el trapo al viento, y cuando menos me lo esperaba hiciste acto de presencia. Fue espectacular. Fulgurante y velocísimo me levanté para ir a tu encuentro, pero ¡coño! pirata, pasaste de largo. Ibas tan veloz que al momento dejaste de surcar las aguas y en medio de un gran estallido de luz te elevaste y desapareciste fundido en el azul celeste.
"Jodido pirata", me has dejado con la palabra en la boca, pero no conseguirás que me olvide de ti aunque solo sea por el hecho de tu "altura", superior a la mía. Y eso, como te dije una vez… nos vemos mañana.
Un abrazo.
José Mª Martín Saurí

Yo no conocía mucho a Santi. De hecho solo le había visto un par de veces. Pero si que os había oído hablar de él y de su enfermedad. Especialmente a ti. Cuando una enfermedad así se alarga parece que tendrías que estar preparado para el desenlace, pero sé por experiencia que no es así.
En fin, que lo siento mucho,
Un abrazo,
Martín Pardo

Joder. Me parece muy fuerte todo esto...
Aunque sabía que la cosa no iba bien, siempre que he visto a Santi era
con una sonrisa en la cara, metido en mil proyectos, cargado de buen
humor y soltando una coña tras otra. Cuesta asimilarlo...
Un fuerte abrazo a todos los que habéis luchado junto a él y que lo
conocíais de verdad.
Muchos ánimos a todos!
Xevi benitez

YA NO HAY BANDA.
Es difícil escribir cuando no se tiene costumbre, y más cuando uno no sabe lo que hay que escribir en una situación así.
Porque lo llevas dentro, pero piensas, ¿será lo correcto? ¿será el momento?, quizás no sea este el lugar. A lo mejor hay algún protocolo que seguir. Por qué no dejo esto para lo que realmente saben, los que realmente más le conocían, porque no dejo que esto se enfríe un poco... qué palabras escojo, cuánto tacto debo tener, qué cuidado tengo escribiendo esto…
Para mí, HOY, sí que ha sido un día negro para el cómic. Una persona que lo ha dado todo por él, se ha marchado.
Años y años dando toda su fuerza y energía para que por lo menos, los demás viéramos que vale la pena esforzarse por ello. Pero que al final, ni guionista ni editor, al final se ha ido nuestro amigo.
No sé, hoy bromeando ha surgido el comentario de que los dibujantes siempre llegamos tarde y, por supuesto, yo era claro ejemplo de ello. Tenía que despedirme el domingo de él, y nunca llegué, repito: nunca llegué.
Ahora lo que escriba y piense, importa poco. Que corra o no, da igual, que me aparte de la mesa de trabajo para ir a despedirme no importa nada, porque ya se ha ido.
En el pasillo del hospital, estábamos comentando cómo nos sentíamos cuando conocimos a Santi, y la sensación general era de intimidación, alguien tan grande, tan seguro de lo que decía...
Realmente es curioso porque yo no recuerdo ese primer día.
Sagar Forniés (Texto extraído de su blog)

Yo le llamaba Santina. Porque me hacía gracia, me recordaba al nombre del típico jefe de cártel de la droga latino de las series y pelis de serie B noventeras.
Nunca me dijo que le desagradase. Me dijo muchas cosas. Tantas...
Decía muchas cosas, muchas tonterías y mucha sabiduría. MUCHO AMOR. Y me acordaré siempre de que mi materia gris y neuronas estén en forma.
Los dos, como niños, discutiendo y hablando. Yo no le entendía, pero daba igual.
Si le fallé, me perdonó. Y si le fallase otra vez, volvería a perdonarme.
Siento rabia por no haber
sabido valorar sus abrazos como debería. Creo que me lo perdonará.
Tan grande , corazón grande. Manos grandes, nariz grande, ALMA GIGANTE.
No recuerdo si te gustaba GLADIATOR pero:
"Ahora somos libres. Volveremos a vernos, pero aún no. Aún no."
Víctor Ibáñez (texto extraído de su blog)

No sé cómo expresar con palabras la pena que me ha supuesto el fallecimiento de Santi; como integrante del mundo del cómic creo que se ha perdido un gran profesional que ha hecho mucho por impulsar a otros autores (por no mencionar sus estupendas colaboraciones con nosotros), pero, sobre todo a nivel personal, me parecía una persona amable, cercana y con un aura de bondad que se va a echar mucho de menos.
Por favor, si es posible, haz llegar a su chica y a su familia nuestras condolencias (de Lorenzo y mías). Mil abrazos para todos sus amigos.
Besitos con el corazón encogido.
Pilar Lumbreras y Lorenzo Pascual

Santi es un amigo que nunca merecí.
Creo que eso es lo más sincero que puedo decir de él.
Ayer murió de cáncer este chico, que fue una figura perenne de la movida comiquera barcelonesa de los últimos quince años. Él editó un montón de libros monográficos con bocetos de autores de cómic bajo la marca Kaleidoscope. En esta década creó el sello Nobanda, con el que publicó números dedicados a artistas que admiraba y quería: Roger Ibáñez, Víctor Santos, Man, Daniel Acuña, Kenny Ruiz, etc. Poco a poco, fue ganando en ansiedad creativa, articulando entre otros Love Express, uno de los libros colectivos más ambiciosos del panorama nacional, en el cual él se ocupaba de todos los guiones, y de la parte visual un impresionante batallón de artistas españoles: Dani Acuña, Santi Arcas, Rubén del Rincón, Lydia Sánchez, Pasqual Ferry, Enric Rebollo, Olga Carmona, Óscar Doménech, etc… todo bajo un prólogo de Enrique Sánchez Abulí.
Un voluntariado tan contundente en el universo alternativo del cómic sólo se consigue de una manera: por amistad.
Para su siguiente libro colectivo, Santi me pidió que escribiera su prólogo. El volumen se titula Ellas son únicas; él también se ocupa de todos los guiones, y para mí es una Biblia sobre la nueva generación de autoras de cómic que sanea con su desbordante talento el panorama artístico de este país. También he vampirizado el trabajo pionero de Santi, “robándole” autoras que conocí gracias a él (Lydia Sánchez y Natacha Bustos, principalmente, a las que he fichado para Glénat).
Pero haber conocido a Santi me afecta mucho más desde el plano personal.
Santi Navarro demuestra que la influencia y el valor de una persona no se pueden googlelizar. Ha sido mi amigo porque él ha querido serlo, porque él se empeñó en ganarme o vio algo que yo no percibía: desde un primer momento, con la mediación de nuestro mutuo amigo Man, me tendió la mano y siento que yo no estuve a la altura.
Santi, debido a su lucha personal, tenía un talante absolutamente desinteresado hacia los demás. El pudor me impidió tomarme en serio muchas de sus bondades. Y el egoísmo, muchos de sus sufrimientos.
Por aquello de no querer saber y miedo a la implicación emocional, y porque Santi llevaba mucho, mucho tiempo enrolado a la fuerza en una batalla personal que se lo ha llevado, tuve siempre la noción de que la de Santi era una forma más de vida en sí. Que sí, que tenía una enfermedad, pero al final uno pensaba que él había aprendido a ¿convivir? con ella… a sobrevivir, sería el término ajustado.
Y, obviamente (porque con el cáncer no hay convivencias sensatas ni respeto de tratos), no ha sido así.
Y ahora se me cae la cara de vergüenza. Y el corazón de pena.
Santi, hay una canción de George Michael que siempre me ha hecho llorar, porque la letra dice cosas que me conmueven, y creo que se aplican a la belleza de tu vida. Siento que te gustaría, es impúdica sentimentalmente, como lo eras tú. Hay una parte que dice:
“Cuídate, amor mío, dijo ella.No pienses que Dios ha muerto.Cuídate, amor mío, dijo ella.Tú has sido querido”.
Tú has sido muy querido, Santi.
Y nos veremos, porque sé que desde arriba, aunque yo no lo merezca y Dios no exista, tú me tenderás tu mano.
Hernán Migoya (texto publicado en su blog)

Acabo de leer los correos, en casa de mis padres no hay internet y ando algo desconectado de todo. Lamento mucho lo de la muerte de Santi, creo que era una persona que daría cosas mientras pudiese y todo soplo de vida le serviría para crear algo. Espero que sus allegados y sobre todo su compañera tengan en mente que ahora por lo menos tendrá un descanso. No sé bien que decir, la verdad, son cosas para las que no te prepara nadie.
Un abrazo a todos.
Juan Sanmiguel

Lo siento mucho, tío... La fuerza y vitalidad con la que siempre rodeaban todas sus historias que me contabas hacen que no existan suficientes palabras en el diccionario para hablar del ejemplo que ha sido. O mejor, del ejemplo que es.
¿Sabes? Con Lovexpress enamoré hace ya a una chica.
Fíjate, siempre tendré el privilegio de contar con Santi Navarro en ese recuerdo.
Un abrazo muy, pero que muy fuerte.
Sergi De Diego

Es jodido que te hayas tenido que ir tan pronto. Te echaremos de menos y te recordaremos. Es cierto lo de que la llama que brilla con el doble de intensidad dura la mitad de tiempo. Descansa allá donde estés y dale recuerdos a los que ya están por allí.
Muchos ánimos, Imma, Óscar, y a toda la familia dibujera de los miércoles.
Hasta siempre Santi.
Miqui Montlló y Lucre

Me importa un bledo si esto va a quedar bien escrito o no… pero necesito decir que se nos ha ido una gran persona y necesito decirlo ya, ahora, tal y como lo pienso y lo siento. Antes de que intente ser formal y convertirlo en un texto corporativo.
Santi era grande, muy grande, con un corazón que recorría toda su estatura de jugador de baloncesto.
Era de los pocos a los que me abrazaba y lo digo con la humildad de saber que nunca fui su mejor amigo. Y qué más da… Santi te hacía sentir bien. Con Santi te abrazabas. A Santi se le quería y punto…
Uno al que no se le negaba nada, porque no podías, porque le mirabas a la cara cuando te decía “voy a sacar un especial de tal o cual autor y quiero que me hagas un texto” y sabías que aquella mirada significaba voy a dejarme los cuernos en este proyecto porque es la ilusión de mi vida, de modo que le devolvías un instintivo “vale”.
Y ahora que estoy en ello, tengo ganas de decirlo alto y claro: Nadie, ningún editor, jamás, ayudó tanto a tantos alumnos de forma tan desinteresada.
Porque, amigos, que no os engañen, Santi jamás llegó a convertir en negocio aquello que hacía.
Hoy en día aún me pregunto cómo podía almacenar tanta ilusión y pese a todo, fuese cual fuese el resultado, reciclarla en más ilusión todavía…
Sus Nobanda han significado un punto de inflexión en el devenir de los alumnos de la escuela. Y por ello no podré estarle más agradecido.
No sé cómo lo haremos, pero su trabajo no caerá en saco roto. Los Nobanda deben seguir saliendo y su nombre figurar por siempre en los créditos.
Porque Santi Navarro, era y es el editor de la Joso, así se lo dije un buen día y así quedará para siempre.
Josep Mª Polls


Tras años de lucha contra una enfermedad maldita, ayer, a la edad de 36 años fallecía en Barcelona Santi Navarro. No sería correcto decir que tuvimos una relación de amistad intensa y dilatada, pero ello no quita que hayamos compartido momentos, cafés y conversaciones entretenidas en las veces que coincidíamos. Uno pierde la práctica en hacer este tipo de cosas y como dice Sagar, no sabes dónde está el límite de lo correcto e incorrecto. Quizás Santi nos diese una larga diatriba sobre el arte y los sentimientos en este momento. Así que voy a lanzar unas Salvas en su honor.- Por su energía y su entusiasmo contagioso. (pum)- Por su enorme labor de mecenas del noveno arte. (pum)- Por su capacidad de trabajo y dedicación. (pum)- Por ser el marido más enamorado. (pum)- Por ser el hombre más amado. (pum)- Por sus consejos sobre lecturas. (pum)- Por su salvaje sentido del humor. (pum)- Por demostrarnos a todos que siempre hay esperanzas. (pum)- Por no dejar nunca de luchar. (pum)- Por no dejar nunca de escribir. (pum)- Por su verborrea. (pum)- Por su pasión por todo. (pum)

Hasta Siempre Santi.
Rakel Archer (texto extraído de su blog)

Me gustaría compartir una anécdota sobre Santi Navarro. Ya sabéis muchos de su reciente fallecimiento a manos de un duro cáncer. Poco antes de que perdiera la larga pelea, le costaba horrores cualquier tipo de esfuerzo, su cuerpo estaba muy débil y casi ni podía hablar. Nuestra última conversación, cuando nos dejaron solos, fue de lo más surreal. Casi no podía entender lo que me decía, y no solo eso, sino que no estaba creyendo lo que me estaba diciendo:
“Podrias hacer que Pinoccio hace de actor de películas porno infantiles... en Holywood, y que hay un productor que lo ayuda, y consigue que termine haciendo películas normales como niño... y se convierte en una gran estrella...”
Creo que esas últimas palabras que me dedicó resumen mucho su forma de ser. Y su forma de tratarnos a muchos. Niños protagonistas de pelis porno infantiles a los que un productor quiso convertir en grandes estrellas. Por supuesto, esta mierda es metáfora. Admiro mucho esa capacidad de sentir los éxitos ajenos como de uno mismo. A Santi le gustaba pensar, yo le he ayudado sin querer nada a cambio. Y su ayuda no era poca. Creo que se cuentan por decenas las personas que se sienten agradecidas con él o las que ayudó sumamente.El día de su muerte fui incapaz de entrar a hablar con él, le quedaba un suspiro pero aun podía escucharnos. No le hubiera dicho nada que no supiera y preferí dejarlo con los suyos y esperar fuera al fatal desenlace. Se te quería mucho, y la figura inmensa de un productor con ganas de convertir a niños que se dedican al porno en grandes artistas será irremplazable. Esa forma de sentir la felicidad ajena como la tuya propia… Descansa en paz.
Oriol Hernández (texto extraido de su blog)

RELATO 59: POR SANTI NAVARRO.
Malos días, amigos del murciélago.Esta semana empieza sin
Santi Navarro, miembro honorable de las tertulias comiqueras de los miércoles barceloneses.A Santi no lo conocí demasiado, no puedo decir que fuéramos amigos íntimos. Pero sí puedo decir, y lo hago con el corazón en la mano, que siempre tuve la sensación de que, efectivamente, podríamos haber sido amigos si el tiempo y la vida de cada uno nos hubiera dado ocasión.Santi era guionista y escritor, como yo. Y me gustaba charlar con él. Era de esas personas que siempre tiene una teoría estrambótica sobre una película o un libro, un tío con una visión diferente del mundo y de la vida. Estar con él era garantía de risa y de debate. Era una de las personas más vitales que he conocido, a pesar de su enfermedad, y yo le admiraba por eso, y también por su trabajo, aunque a veces no lo comprendiera demasiado.En una ocasión me pidió que le escribiera un relato. Fue cuando estaba montando el proyecto que más tarde se conocería como “LOVE EXPRESS”, un libro de historietas cortas (todas guionizadas por él) dedicadas a hablar del “amor”. “AMOR”, ya véis. Conocer a Santi era quererle, de una forma u otra, quizás por eso consiguió que tantos dibujantes participaran en ése y en otros proyectos.Pero el caso es que me pidió que le escribiera un cuento, una visión original del amor. Y yo se lo escribí. Me salió una cosita más bien tirando a punky.Cuando volví a verlo me dio las gracias. Le había encantado, me dijo (creo que Santi, a pesar de ser un romántico, también era un poquito punk). Y luego empezamos a hablar sobre lo que todo relato debe tener para que sea bueno. Llegamos a una sola conclusión: para que un relato, o una historia sea buena, debe escribirse con HONESTIDAD. De dentro afuera. Desoyendo nuestros propios prejuicios, liberando de manera consciente (¿por qué no?) nuestro inconsciente.
Y esa era, curiosamente, la actitud de Santi ante la vida.Santi, gracias por haber confiado en mí.

Sergi Álvarez (texto extraído de su blog)

Qué noticia tan triste... cuando Santi me dijo que estaba enfermo lo decía con un brillo de valentía en los ojos que hacía creer que nada le pasaría. Nos perdimos la pista hace años y la última vez que charlamos fue hace un par de salones, por lo de Lovexpress... cuando ayer me dieron la noticia simplemente no me lo podía creer. Qué pena no haber podido estar en la despedida...
Un beso fuertote, grandullón!!
Joan Marín

Ayer por la tarde Santi Navarro emprendió el último viaje que le quedaba. y lo hizo como a él le gustaba hacer las cosas, antes que nadie, el primero. Siempre un paso por delante.
Amigo, padrino adoptivo de mis andanzas barcelonesas, maestro zen y no-tan-zen, mafioso frustrado, rapero de broma, mago, sargento cuando hubo de serlo, indiscreto, inspirador, guionista, editor y dibujante. Fue de estas pocas personas que apuestan por un chaval sin conocerlo de nada, oye yo creo que tu puedes hacer mucho, quiero que la gente vea lo que haces, déjame que saque unos dibujos tuyos en el Nobanda. Y así empezamos. Siempre mirándole desde abajo.
Santi vivió enamorado. De los comics, de los gatos, de Inma, la gran Inma, su gran amor y de nosotros, sus pequeños amores. De cada mínimo detalle. Enamorado de la vida que tan mal le trató, ya la que siempre supo sonreír con sus dos dientes separados.
Ahora el hombre grande le pedirá dibujos a Egon Schiele para hacerle un sketchbook. Como si lo viera. Es imparable.
Buen viaje Santi.
Te queremos mucho.
Pepe Larraz (texto publicado en su blog)

Santi Navarro nos ha dejado.
Muchos de vosotros ya lo sabréis, Santi falleció hace dos días a la edad de 36 años, después de más de 15 años de luchar contra el cáncer, después de un último año en el que las fuerzas se le escapaban día a día, su largo cuerpo se cansó de luchar, ... ya no está.
Mi relación con Santi se remonta a principios de los 90, ambos colaboramos en Fanzines comunes, ambos hicimos historietas juntos, proyectos que unos llegaban a buen puerto y otros no. La vida nos llevó a encontrarnos y desencontrarnos en tiempos y lugares. En los últimos meses la enfermedad que le acompañaba y que periódicamente le tumbaba parecía que iba avanzando inexorablemente pero él parecía que no tenía ganas de marcharse sin luchar y los proyectos que iba realizando últimamente con la colaboración de la Escola Joso se iban acumulando y realizando a un ritmo inaudito y con una calidad tanto de contenidos como de edición más que remarcable, parece que finalmente le ha pillado la parca y nos lo ha arrebatado.
Muchos somos los que sentiremos su pérdida pero desde aquí queremos hacerle llegar nuestras condolencias a su inseparable Inma que ha tenido que llevar sobre sus hombros una carga demasiado grande.
Nos hemos permitido poner en esta nota la portada de su LOVEXPRESS, uno de sus proyectos más queridos, una portada que transmite la sensación que podemos tener muchos de melancolía, de tristeza contenida, de incomprensión-compresiva, de impotencia...
También nos transmite algo o mucho de lo que era Santi, un catalizador de esfuerzos propios y ajenos, un aglutinador de voluntades y de talentos, en ese tomo de Lovexpress colaboramos una cuarentena de dibujantes y escritores, y si nos ponemos a contar a todos los que colaboramos en uno u otro momento con él en alguno de sus proyectos la cifra pasaría de la centena de nombres.
Un gran hombre, gran friki, gran persona, gran profesional,... Santi.
Cierro esta nota con una de las ilustraciones de su adorado Tadahiro Uesugi, un dibujante japonés que le encantaba.
Dicen que en esta vida se muere dos veces, una vez cuando se nos va la vida y otra cuando ya nadie nos recuerda. Dudo que alguien que se ha aferrado a LA VIDA tanto como él se resista a morir otra vez.
Pedro Alegre (texto publicado en su blog)

HOLA RAUL ME HE QUEDADO DE PIEDRA. HE ESTADO DE VACACIONES Y ME HE ENCONTRADO CON ESTOS EMAIL, QUE NO SÉ NI COMO DEFINIRLOS... ES QUE NO ME LO PUEDO CREER. LA VERDAD ES QUE NO TENIA MUCHA CONFIANZA CON SANTI, APENAS HABLÉ CON ÉL, PERO NO ME PODÍA IMAGINAR QUE TODO FUERA TAN SERIO. NO SÉ CUAL ES LA FORMA DE DECIR QUE LO SIENTO MUCHO, NI A QUIÉN, PERO ME GUSTARIA DE ALGUNA MANERA ESTAR AHÍ. MÁNDALE ESTE EMAIL A INMA, UN BESO MUY FUERTE PARA ELLA Y QUE SEPA QUE YO TAMBIÉN ESTOY PARA LO QUE NECESITE.
Paco Rojas

Nos acaba de llegar la noticia... hoy Santi Navarro nos ha dejado, junto con su ilusión por conocer a las personas y a querer impulsar a gente joven. Nosotros tampoco podemos hablar muy profundamente acerca de él, porque sólo hacía un año que nos conocíamos.Fue la primera persona que vio algo en nosotros y que confió en nuestro esfuerzo permitiéndonos colaborar en sus publicaciones, cosa que nos hizo muchísima ilusión, era una oportunidad única y increíble, pero eso ahora no importa.Espero que esté donde esté, ya no sufra más. Adiós amigo, y muchas gracias por todo. Besos.
Ernest Sala, Xevi Benítez y Susy (texto extraido de su blog)

Buenas a todos. No se me da bien escribir... al menos no de momento.Como me dijo Santi Navarro, a esto también se aprende practicando. Como a dibujar cómics. Algo en lo que él me dio un gran impulso.
Seré extremadamente breve. Sólo me venía una palabra a la cabeza en tu despedida Santi: "gracias". Sabes que el Rey y la Reina te queríamos mucho. Te seguiremos queriendo siempre.
Javi Rey y Marina Martín (texto publicado en su blog)

SANTI ERA UN SUPERHÉROE. TENÍA UN GRAN PODER, EL DE VER MÁS ALLÁ DE LAS COSAS. LO SUPERFICIAL ERA PARA ÉL UN MURO INVISIBLE. LOS RAYOS X DE SANTI LE PERMITÍAN VER SI UN DIBUJANTE NOVATO LLEGARÍA A SER UN AUTÉNTICO CRACK (Y ADEMÁS LE DABA LAS HERRAMIENTAS NECESARIAS PARA CONSEGUIRLO), VEÍA A UNA PERSONA Y ENSEGUIDA SABÍA SI ERA JECKILL O ERA HYDE (NO SE DEJABA ENGAÑAR POR UNA FALSA SONRISA O UNA PROMESA VACÍA).

SANTI LO VEÍA TODO. VEÍA… QUE EL TIEMPO SE LE ACABABA Y AÚN LE QUEDABAN MUCHAS COSAS POR HACER. AÚN ASÍ, SIEMPRE HIZO LO QUE QUISO. A SU MANERA, AUNQUE PERDIERA SALUD Y DINERO, DE LO CUAL NO ANDABA SOBRADO.

NO ES ESTE EL MEJOR MOMENTO NI EL LUGAR PARA REMOVER MIERDA RESPECTO A ALGUNOS FAMILARES Y AMIGOS QUE NO QUISIERON A SANTI O LO QUISIERON MAL. DECIR QUE SANTI NO TUVO SUERTE EN LA VIDA POR CULPA DE ELLOS NO SERÍA JUSTO. TUVO MUY BUENOS AMIGOS, QUE LE QUERÍAN CON SUS VIRTUDES Y DEFECTOS, COMO SE QUIERE A LOS AMIGOS DE VERDAD.

Y SOBRETODO, SIEMPRE TUVO A INMA A SU LADO, LA MUJER DE SU VIDA, SU BASTÓN, SU GUÍA. SIN ELLA, ESTOY SEGURO DE QUE ESTE DESOLADOR MOMENTO QUE ESTAMOS VIVIENDO HUBIERA LLEGADO MUCHOS AÑOS ANTES. INMA ERA SU RAZÓN DE VIVIR. Y SÉ QUE EL RECUERDO DE SANTI AYUDARÁ A INMA A TIRAR ADELANTE HASTA QUE SE VEA CON FUERZAS DE CAMINAR SOLA. ESE ES EL LEGADO QUE NOS DEJA EL GRANDULLÓN: SU INCREÍBLE FORMA DE SER, SU ENTREGA TOTAL EN TODO LO QUE HACÍA.

INMA, TODOS LOS QUE ESTAMOS EN ESTA SALA NO SÓLO ERAMOS AMIGOS O CONOCIDOS DE SANTI, TAMBIÉN TUYOS. NO LO DUDES, POR FAVOR. EN LO QUE PODAMOS AYUDARTE, ECONÓMICA O EMOCIONALMENTE, AQUÍ ESTAMOS. SÓLO TIENES QUE PEDIRLO.

Y ESTO VA PARA TI, SANTI, ALGO QUE LES DIJE A MI PADRE Y A MI HERMANO, A QUIENES AHORA TENDRÁS LA SUERTE DE CONOCER:

MARCHÁNDOTE, NO HAS HECHO SINO QUEDARTE PARA SIEMPRE.
Raule (palabras que pude expresar durante su despedida)


En sus últimas horas, Santi apenas podía articular palabra debido a la morfina. Estaba muy drogado y su lengua debía pesar toneladas, pero su mujer Inma escuchó claramente como decía "Fucking bastards".
Revelándose hasta el final, un luchador, así era él. Si el mundo fuese justo, a partir de ahora la definición de la palabra "coraje" que debería figurar en el diccionario sería SANTI NAVARRO.
Siempre estarás presente, germanet.

En el Cap de Creus (Girona), uno de los parajes más bonitos de Catalunya (y de España, me atrevería a decir), junto al mítico faro, entre las sufridas rocas y el fuerte viento... descansa ahora nuestro amigo Santi.
Pasaremos a verte siempre que podamos, grandullón.
Raule (textos extraidos de mi blog)

Ayer Santi se fue.
Para los que no lo sepan, Santi es uno de los artistas más importantes e influyentes del cómic español.
Ha guionizado, maquetado, editado y distribuido miles de páginas de y para el cómic.
Ha descubierto, animado, enseñado y ensalzado a la mayoría de dibujantes jóvenes y no tan jóvenes de este país.
Como creador y como persona ha luchado toda su vida para enseñarnos lo que es amar.
Nunca te olvidaremos Santi. Porque tú eres parte de todos nosotros.
Te quiero.
Pd: Sonriamos todos por él. Eso seguro que le gusta.
Man (texto aparecido en su blog)