sábado, 18 de diciembre de 2010

BARCELONA TM



Ya está a la venta en toda España el Barcelona TM (Norma Ed.), un libro de historietas que hemos realizado 33 buenos amigos que vivimos en la Ciudad Condal. Santi es uno de esos amigos. En principio su colaboración iba a ser más extensa, con tres historias en lugar de una, pero al final sólo llegó a concretarse “Viejo”, dibujada por su camarada Óscar Doménech.


Yo tenía entendido que “Viejo” era la última historia que Santi imaginó antes de fallecer (así lo han difundido también diversas webs y prensa escrita). Pero Inma, la mujer de Santi, me ha sacado de mi error. La historia de la extraña relación entre un niño y un mono, ambos muy enfermos, se le ocurrió a Santi hace 12 o 13 años. Escribió un cuento para que lo ilustrase su admirado Enrique Corominas -el cual participa en el Barcelona TM como ilustrador de la portada y guionista de dos historias-, pero el relato acabó en el fondo de un cajón. Cuando a Santi le surgió la oportunidad de colaborar en este libro de historietas, rescató su vieja idea y se la dio a uno de sus mejores amigos para que la contase en viñetas. El resultado final no podía ser mejor.
Ahora quedamos a la espera de más material póstumo de Santi. El año que viene, imposible precisar aún la fecha, saldrá a la venta “El vendedor de humo”, otro libro recopilatorio de historias guionizadas por Santi y dibujadas por muchísimos artistas. Inma lo está preparando con la valiosa ayuda de Paco Cavero, otro de los grandes amigos del grandullón, y lo cierto es que no está resultando nada fácil.




Mucho material que recuperar, dibujantes que coordinar, páginas que maquetar… y mucha, mucha paciencia. Santi lo hacía todo solo y arrastrando además su terrible enfermedad… ¿De dónde diablos sacabas las fuerzas, tío?

1 comentario:

  1. Que fuerte todo. Ya ha pasado un tiempo y aun así pienso en estas cosas, tubo que ser doloroso. Tubo porque no tube yo la suerte de conocerle en persona, que por las cosas que decís debía ser muy grande (y no solo de estatura), y ahora claro, deja un gran vacío. Lo que sabía de él era poco, que publicaba el NoBanda y monográficos que curiosamente empezó imprimiendo en la copistería de mi barrio, donde vivía antes, y donde conocía a las que trabajan allí, que, sabiendo de mi afición, amablemente me ofrecieron su número de teléfono movil, un número al que nunca llamé. Y así probablemente perdí mi gran oportunidad de entrar a conocer todo un mundo. Ahora me doy cuenta de lo tonta que fuí, pero así ocurrió, y sólo me alegro por no haber de sufrir tan profundamente esta perdida.

    El otro día compré Barcelona TM y hoy me lo he acabado, y debo felicitaros a todos (jajaja muy bueno el dialogo de Lafebre con Barcelona! yo le diría lo mismo!), me encantó en muchos sentidos. Vuestra dedicatoria a Santiago Navarro me ha llevado aquí a dejar unas líneas, puede que un tanto insignificantes de una completa anónima, però sí algo curioso por eso mismo, no?

    ResponderEliminar

DILE ALGO A SANTI